De regreso a la escuela

Support Local Journalism

LOGIN
REGISTER

Después de un descanso de varias semanas los estudiantes de Winters regresaran  a clases, si ahora es tiempo de trabajar, las vacaciones se acabaron, llega el tiempo para que los estudiantes aprovechen al máximo la escuela, y sigan en su proceso de formación, y así como los estudiantes tienen que trabajar, es tiempo para sus padres para ayudarlos y motivarlos para que se hagan cargo de sus responsabilidades, que son las tareas y proyectos en la escuela.  Por mi experiencia les comparto que la escuela y el hogar, se llevan de la mano cuando de motivar y formar mejores estudiantes se trata, ya que la escuela no es solo un centro de aprendizaje, sino también ahí los estudiantes se hacen de una vida social con los amigos, y ahí desarrollaran habilidades que les ayudaran a tener un mejor futuro, y les darán las herramientas para poder ir a una universidad.  El mandar un hijo a la escuela, es el mejor regalo que como padre les podemos dar a nuestros hijos, y no importa nuestra condición económica, ya que las escuelas del distrito escolar unificado de Winters, son gratis, así que no hay excusas de tipo económico. Les decía que la escuela y el hogar se llevan de la mano, sin la contribución del hogar, la escuela no podrá llevar a cabo de una manera efectiva su misión educadora. Son muchas las cosas que los padres pueden hacer en el hogar para preparar al niño para enfrentar la dura tarea escolar.  El niño requiere dormir las horas requeridas para que su mente esté fresca y alerta y así asimilar la enseñanza escolar. No son pocos los niños que llegan a los salones de clase cansados porque no han dormido las horas necesarias. Unos dicen que están hasta altas horas de la noche viendo televisión o jugando video juegos. Es  deber de los padres regular esas actividades para que el niño pueda enfrentar con éxito la tarea escolar. Otro deber de los padres es hacer que sus niños estén alimentados adecuadamente.  Las largas horas de enseñanza en la mañana requieren que el niño tenga un buen desayuno y si los padres no pueden proveerlo, la escuela lo ofrece gratis para aquellos niños que califican.  Comer a horas apropiadas es parte de la disciplina que se inicia en el hogar.  Como la escuela es parte del laboratorio social del niño, los padres no pueden olvidar que es su deber enseñarle al niño las normas que rigen el comportamiento social. Muchos padres creen erróneamente que esa es una labor de la escuela. Es muy usual para los maestros y el personal escolar encontrar niños difíciles de controlar socialmente e incapaces seguir normas y reglas de comportamiento. Es responsabilidad de los padres sentar las bases de ese comportamiento en el hogar.  Un niño sin disciplina se le hará cuesta arriba enfrentar los rígidos pasos del conocimiento y el aprendizaje. Un criterio muy generalizado entre los padres es, que una vez el niño entra a la escuela creen que la educación de su niño es solo la responsabilidad del maestro. No. Para que la educación del estudiante tenga éxito se hace necesario la participación activa de los padres en la vigilancia y la participación en el aprendizaje del niño. No deben los padres sentir temor en acercarse a los maestros y al resto del personal escolar para informarse sobre el desenvolvimiento de sus niños en la escuela. La participación en las reuniones de padres y maestros, es un deber que no debe tomarse a la ligera. ]]>

Total
0
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published.

Previous Article

Eventos hispanos: ¿Qué pasa con los estadounidenses y las armas de fuego?

Next Article

El idioma español en Estados Unidos

Related Posts