Todos somos immigrantes

Support Local Journalism

LOGIN
REGISTER

No me llames extranjero, por que haya nacido lejos, o por que tenga otro nombre la tierra de donde vengo. No me llames extranjero, porque tu pan y tu fuego, calman mi hambre y mi frío, y me cobija tu techo. Y me llamas extranjero porque me trajo un camino, porque nací en otro pueblo. No somos extranjeros, porque al final de cuentas la mayoría de nosotros somos inmigrantes, unos llegaron directos de otras tierras, otros con residencia legal y después de pasado un tiempo se hicieron ciudadanos, viven el sueño americano, pero como quiera son extraños. Hubo quienes vinieron con visas de paseo y luego se las ingeniaron para convertirse en legales y  dieron el paso hacia la ciudadanía. Ciudadanos también éstos, tampoco dejaron de ser vistos como extraños. También otros, que usando el camino abiertamente ilegal, supieron maniobrar y llegaron a obtener los medios de legalizarse. A pesar de eso, la seña de extraños no se les quitó. De manera que, no importa los medios que se hayan usado, el nombre de inmigrantes no nos lo quita nadie, ya que, el derecho adquirido no borra las señas de ser extraño. ]]>

Total
0
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published.

Previous Article

John Alvin Morgan

Next Article

Servicios a la comunidad

Related Posts